noviembre 1

Buñuelos de viento de nata y de trufa

Buenas tardes a todos!!!

Por las fechas que son yo creo que es el momento ideal para hacer ricos buñuelos de viento. La verdad es que es un dulce rico, aunque a mí me llena muchísimo por el hecho de ser fritos. He visto que se pueden hacer al horno, pero nunca he probado, cuando lo pruebe os cuento a ver qué tal.

buñuelos7

Es una receta que en medio lleva un parón para que repose la masa. Con lo que se puede preparar la masa perfectamente por la mañana o a mediodía, y luego por la tarde freír los buñuelos y poder merendarlos.

Los voy a rellenar de nata porque son mis preferidos y de trufa porque son los de las niñas y Víctor.

Allá vamos…


Ingredientes para dos docenas:

  • 200 gr. agua
  • 30 gr. azúcar
  • ½ cucharadita de sal
  • 30 gr. mantequilla/margarina
  • 130 gr. harina
  • 4 huevos talla M
  • Aceite para freir

Ingredientes para el relleno:

  • 200 ml. nata de montar
  • Dos cucharadas colmadas de azúcar glass
  • Una cucharada colmada de cacao en polvo

 Preparación:

Ponemos en un cazo el agua y lo calentamos a fuego fuerte. Echamos el azúcar y removemos hasta que se deshaga.

Añadimos la sal (es sólo para resaltar el sabor, no os paséis) y la mantequilla. Removemos hasta que se derrita.

De golpe añadimos la harina (siempre es mejor tamizada para que no queden grumos) y con una cuchara de madera damos vueltas muy enérgicamente sin parar mientras lo apartamos del fuego. No paramos de remover hasta conseguir una masa homogénea (esta parte cuesta un poco porque es espesa).

buñuelos1

Dejamos que se entibie un poco la masa.

Ahora vamos a ir añadiendo los huevos uno a uno. No vamos a echar un huevo sin haber integrado perfectamente el anterior. Se convertirá en una masa muchísimo más líquida y brillante.

buñuelos2

Vamos a dejar que la masa repose tapada (con film transparente) al menos dos horas para que coja cuerpo.

Después del paréntesis, ponemos a calentar aceite en una sarten o cazo que sea profundo ya que necesitamos bastante aceite. Es mejor que cojamos un cazo pequeño que será lo suficientemente profundo y como no entrarán más de cuatro o cinco buñuelos podemos controlarlos perfectamente y que no se nos quemen.

Vamos a ir cogiendo con una cuchara la masa y la vamos a “empujar” con otra cuchara al aceite caliente. Pero lo bajamos a un fuego medio-alto (un 6 sobre 9) para que no se nos quemen los buñuelos por fuera sin llegar a hacerse por dentro.

Intentaremos que no se toquen unos con otros.

Se irán haciendo por abajo y en tres minutos más o menos (o cuando veamos que empiezan a hacerse agujeritos en la masa) les damos la vuelta para que se hagan por el otro lado.

buñuelos3

Los vamos sacando a un plato cubierto con papel de cocina absorbente para quitarles lo que podamos de aceite.

Salen redonditos e hinchaditos muy bonitos, pero se bajarán enseguida, no os preocupéis, es normal.

Una vez que estén fritos todos los dejamos enfriar para poder rellenarlos.

buñuelos4

Vamos con el relleno:

Es importante mantener la nata es el frigorífico hasta el momento en el que la vayamos a montar, cuánto más fría esté mejor se monta. Y si nos acordamos de meter el vaso de la batidora un poquito antes en el congelador, pues mejor que mejor (dada mi memoria ya os haréis una idea de cuántas veces lo hago…)

Echamos la nata super fría en el vaso de la batidora y empezamos a batir con varillas. Cuando ya se haya montado (que se nota enseguida porque es espesa y brilla) añadimos el azúcar. Seguimos batiendo un minuto más.

Ya tenemos la nata montada azucarada para rellenar. Es muy fácil, muy económico y está buenísima (se nota que me pierde la nata…). Con la mitad de esta mezcla vamos a rellenar la mitad de los buñuelos.

La echamos en una manga pastelera (o en su defecto podemos coger una bolsa de esas de congelar y cortarle un piquito) y haciendo una rajita pequeñita en un lateral del buñuelo metemos la manga y rellenamos.

Vamos notando como el buñuelo que estaba totalmente deshinchado se va rellenando.

buñuelos5

Los vamos dejando en el plato en el que los vayamos a presentar y cuando los tengamos todos (me salieron 12 de nata) les echamos azúcar glass por encima.

Con la mitad de la nata montada que aún no habíamos usado vamos a preparar la trufa, que es algo tan sencillo como añadir una cucharada colmada de cacao en polvo a la nata montada y volver a batirla con las varillas para que se mezcle bien.

Repetimos el mismo procedimiento para rellenar los buñuelos(me salieron 11), pero esta vez con la trufa. Al plato y rociarlos con azúcar glass.

buñuelos6

Y sólo falta ponerlos en la mesa y a disfrutarlos!!!!

Nota: El aceite de freír no debería ser muy fuerte, mejor de girasol o de oliva suave (yo elegí oliva suave)

Nota: El cacao en polvo es el que dará sabor al relleno de trufa. Si usáis colacao o similar a eso sabrán. Yo recomiendo usar cacao en polvo del de hacer chocolate a la taza. No tiene porqué ser muy caro, hay muchas marcas blancas que lo tienen (yo uso el del Mercadona y sale bastante bien) y con un paquete nos saldrán muchas recetas.


Etiquetas: , , , , , , , , , , ,
Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado noviembre 1, 2014 por Isabel Sierra in category "Cocinando

1 COMMENTS :

  1. By VictorFS on

    Los de nata están muy ricos pero los de trufa están deliciosos!!!!. Me pierde el chocolate 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.