Diciembre 17

Chaleco de pastorcita

No me resisto, de verdad que no.

Es que estoy tan orgullosa del chaleco que me ha salido que no me resisto a compartirlo con vosotros.

Sé que es algo básico, muy simple, pero estoy super feliz de cómo me ha salido.

chaleco2

Como la mayor parte de los papás con niños en edad escolar, en estas fechas nos toca comprar o hacer el disfraz navideño correspondiente. Este año mi hija Paola quería ir de pastora y nos hemos puesto a ello.

Tirando de disfraces familiares tenía la falda solucionada. Una faldita roja, con dos cintas negras y una verde abajo, que hizo mi madre ya no recuerdo a quien. También tenía un mandil negro, con bordados de colores, que supongo también haría mi madre en su momento (gracias mamá por todo el tiempo que has perdido a lo largo de tu vida en hacernos disfraces, vestidos y de todo a tus cinco hijas).

Y en el lote venía un pañuelo negro, con bordados, y con flecos en el borde. Es monísimo para lo que se le requería, pero mi hija se plantó y dijo que el pañuelo no lo quería. La idea es ponérselo a pico en la espalda, cruzarlo por delante y atárselo en la espalda por debajo del pico. Es cierto que esa postura impide bastante el movimiento de los brazos y que una niña de cinco años no lo iba a aguantar, por lo que me vi metida en la misión de hacer un chaleco.

Me fui con mi madre a la tienda de retales en busca de tela negra. Ella tenía en mente tela de forro, de la típica de los disfraces, y yo fieltro (para no tener que coser los filos porque no deshilacha).

Pues ni uno ni otro. Estaba en oferta retales de paño y cogí uno de color negro.

Una de mis hermanas me dejó un chaleco de un disfraz de pirata, que le quedaba estrecho a mi chica, pero que me apañaría para hacerme de patrón, ensanchándolo considerablemente.

Y eso hice: con el otro como modelo corté el paño y a base de hilvanar, probar, deshacer, volver a hilvanar, volver a probar, volver a deshacer…conseguí un chaleco que le queda muy mono. recto por detrás, con dos pinzas en la espalda para entallarlo un poco, un poco redondeado en el bajo delantero.

En el centro hice un detalle en hilo rojo con una puntada que parecen garabatos de niños.

chaleco5

Lo que más me asustaban eran los agujeritos para pasar la cinta de raso roja que cerraría el chaleco, pero al final fue lo más sencillo.

Había comprado hace unas semanas en el Lidl (siiiii, compro muchas cosas allí, pero es que estaba a cinco eurillos) un pack de tres alicates: un sacabocados para cinturones, uno para colocar en los agujeros de los cinturones los remaches metálicos y el último para poner corchetes.

Pues me he liado la manta a la cabeza y con un punzón he hecho agujeros en el paño y con  el alicate de los remaches metálicos los he colocado y ha quedado muy profesional. Me encantaaaaa!

chaleco4

Y he colocado la cinta roja de raso haciendo las típicas cruces en el centro del chaleco. Sé que habrá millones muchísimo mejores, más bonitos y mejor cosidos, pero estoy muy orgullosa del mío. Es la primera vez que he hecho algo que no sea para muñecas…eso hay que valorarlo, no???

Cuando se lo ponga pasado mañana le haré foto y ya os la subo para que veáis el conjunto, con peluche de oveja y todo!

A descansar chicos, besotes!!!


Etiquetas: , , , , , , , , , , ,
Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado Diciembre 17, 2014 por Isabel Sierra in category "Costureando

3 COMMENTS :

  1. By sandra luis on

    Estas hecha toda una profesional!!!
    Espero foto de Paola con el resultado!

  2. By Vicky on

    Te ha quedao super bonito y Paola va a estar guapísima de pastorcilla…

  3. By Isabel Sierra (Autor del artículo) on

    Muchas gracias chicas!! Sé que es algo muy básico, pero ha hecho muchísima ilusión hacer algo para una de mis chiquininas.
    Besotes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.