Noviembre 21

Estrella de pan de pipas con queso camembert

Bueno, parece que ya nos vamos acercando a la Navidad (lo digo para los pocos que no se hayan fijado en que ya están puestas las luces en las calles, los escaparates en las jugueterías, o los turrones en los supermercados).

Siiii, ya sé que queda bastante, pero seguro que queréis probar las recetas para esos días especiales, para ver qué tal os salen.

Pues esta receta es una pasada: un pan de pipas, con forma de estrella y en el centro un queso camembert derretido.

pan7

Yo he visto muchos blogs con panes parecidos, con diferencias pequeñas entre las recetas y al final me quedo con esta porque sale un pan riquísimo, con bastante miga, muy tierno. Le he añadido pipas porque le da un toque crujiente que me gusta y el orégano porque me gusta mucho el toque que da a los panes, como italiano. La forma de presentarlo es preciosa, muy vistosa y a tono con la temática navideña.

Es ideal como entrante de una comida (de unas ocho personas), o como parte de una merienda (yo lo hice para mi merienda de cumpleaños).

No nos entretengamos más, a cocinar!!!


 Ingredientes:

  • 320 gr. de agua
  • 2 cucharadas de margarina
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada pequeña de sal
  • 25 gr. de levadura fresca (un cubito de los del mercadona)
  • 600 gr. de harina de fuerza
  • Pipas de girasol al gusto
  • Orégano al gusto
  • Un queso camembert (normalmente de entre 250 y 350 gr.)
  • Para el montaje: margarina derretida y un clara de huevo

 Preparación:

Lo primero es la masa del pan. Para hacerla calentamos el agua en el microondas y deshacemos la levadura de panadero en ella. Echamos la mezcla en la panificadora. Añadimos el resto de ingredientes, reservando el orégano y las pipas que los echaremos cuando pite (después del primer levado).

Si vamos a hacer la masa a mano, sería como siempre: Deshacemos la levadura de panadero en el agua tibia. En un bol grande echamos los ingredientes secos (menos las pipas y el orégano) y los mezclamos. Hacemos un volcán en el centro donde echamos la mezcla anterior y el resto de los ingredientes líquidos. Mezclamos con una cuchara de madera. Cuando tenga una mayor consistencia la amasamos con las manos en la encimera (lo de limpia sobra, verdad??) Cuando tengamos una masa homogénea, añadimos las pipas y el orégano.

Formamos una bola con la masa y la ponemos de nuevo en el bol. Dejamos levar, tapando la masa con film transparente (pegado a la masa), durante una o dos horas, hasta que doble su tamaño.

Una vez que tengamos la masa lista (con panificadora o a mano), la amasamos ligeramente para quitarle el aire. Sale aproximadamente 1 kilo de masa. Hacemos 5 bolas de unos 80 gr. cada una y otras 5 de unos 120gr.

pan1

Preparamos la bandeja del horno con un papel encerado.

Vamos a ir estirando con rodillo las bolitas, primero las grandes, intentando siempre que queden con forma redonda. Hacemos círculos tomando como molde un plato o algo parecido (los míos son de 23,5 cm.). No se os ocurra tirar la masa sobrante, ir juntándola y luego os digo qué hacer con ella. El primer círculo de masa lo ponemos sobre el papel encerado y lo untamos con un poco de margarina derretida en el micro.

pan2

 

Hacemos el segundo círculo y lo ponemos encima del primero. Lo untamos con margarina. Y así las cinco bolitas grandes. Pero la última bolita, al estirarla y darle forma la cortaremos para que sea más grande que las otras, porque las tiene que cubrir.

Untamos con margarina.

Ahora con un cuchillo muy bien afilado (yo utilizo el cortapizzas) vamos a hacer 4 cortes en el círculo. Partiendo del centro pero sin llegar a las esquinas (en la foto se ve muy claro). Con ayuda de un cuchillo vamos cogiendo las puntas del centro y tiramos de ellas hacia los bordes. Parece una corona de ocho puntas, que bonita!!!

pan3

Pues vamos a hacer exactamente lo mismo con las bolitas más pequeñas. Las estiramos y cortamos, tomando como molde esta vez un plato más pequeño. La primera la metemos en el hueco central de la corona (si no os entra del todo podéis levantar un poco la corona y meterla por debajo). La untamos de margarina. Y así con las cinco. Acordaros de hacer la última un poco más grande, para que cubra por completo a las otras cuatro.

También podemos formar la torre de las cinco bolitas más pequeñas fuera del hueco y una vez montada meterla en el hueco de la corona. Como os sea más fácil.

Hacemos los cortes sin llegar a los bordes (no los hagáis en el mismo sitio exacto sino en oblicuo para que los picos pequeños queden entre dos huecos de los picos grandes, mirar las fotos).

pan4bis

Con la masa que nos ha sobrado vamos a hacer una base para el queso camembert.

Ponemos encima el queso camembert.

pan5

Precalentamos el horno a 200º calor arriba y abajo. Cuando alcance la temperatura metemos el pan con el queso en el horno y activamos la función de aire si la tenemos, y lo dejamos unos 20-25 minutos o hasta que lo veáis doradito y que el queso como que se mueve dentro de su corteza (lo ideal es que esté derretido por dentro).

Antes de llevarlo a la mesa, le quitamos la tapa al queso y listísimo para atacarlo!!!

Se come arrancando los picos del pan y metiéndolos en el queso. Es muy rico, natural y sano. Os va a encantar!!!

pan6

Nota: Una de las veces que lo he hecho, el queso no ha derretido completamente y ha quedado como para untarlo con cuchillo. Yo creo que era porque tendría menos porcentaje de grasa, pero también puede ser que le faltara un poco de horno. Controlarlo porque aunque seguía estando buenísimo, pierde parte de su gracia si tienes que sacar los cuchillos de untar.

Nota: A mi siempre me sobra un poquito más de masa que la guardo en film en la nevera y la horneo aparte otro rato (o al día siguiente). La sacas de la nevera, la amasas con un pelín de harina en las manos y le das forma redonda. Lo dejas subir un rato y al horno. Ya tenemos un bollito de pipas!

Variaciones: Podéis hacer el pan con lo que más os guste, no tienen por qué ser pipas, pueden ser nueces, pasas, bacon, jamón…siempre que os aseguréis de que los trocitos sean pequeños. También podéis cambiar el orégano por cualquier otra hierba que os guste, albahaca, perejil…

Yo tengo pendiente hacer esta receta pero cambiando el queso por una torta del casar, eso tiene que estar de vicio!!! Pero ya os lo contaré cuando lo haga.


Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,
Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado Noviembre 21, 2014 por Isabel Sierra in category "Cocinando

6 COMMENTS :

  1. By VictorFS on

    Es una receta que hace quedar muuuuuy pero que muuuy bien, entra por los ojos y luego ya cuando lo pruebas y ves que está de vicio y encima es divertido andar quitando los picos (pétalos) de pan para untar el queso, ya es un triunfo asegurado.
    Es más, el pan está tan rico que aunque se acabe el queso, si queda pan, todavía se sigue picando, es como las pipas, una vez que empiezas sigues y sigues hasta que se acaba 😛
    A probarla

  2. By Anónimo on

    Ayyyy que buena está. Doy fe de ello que la he probado dos veces. Que te queda de vicio guapa

  3. By Isabel Sierra (Autor del artículo) on

    Si dices que la has probado dos veces, ya se quien eres aunq no pongas nombre…jijiji
    Pues seguire usandote d conejillo d indias para q pruebes mis recetas.
    Un besote

  4. By Vane on

    Este también lo he probado, maravilloso, jo que hambre!!

  5. By Isabel Sierra (Autor del artículo) on

    Muchas gracias Ruth, me alegro que os gustara. A ver si te animas y la haces con la torta del casar y me cuentas que tal el resultado.
    Un besote!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.