Febrero 7

Mousse facilísima de limón

Buenos días todos!!

Hoy os traigo una receta que tiene más años que Matusalén. Es un postre facilísimo de hacer, pero que es mejor comerlo al día siguiente de la preparación.

Se trata de una mousse de limón.

mousse7

A mí me la hacía mi hermana mayor y me encantaba, porque tienes en la misma cucharada un sabor dulce y un poco ácido, está riquísimo!!!

Hacía mucho tiempo que no la hacía y el otro día en el cumpleaños de una hija de unos amigos(un beso Marta y Juan) mi amiga la hizo y me recordó lo buena que estaba. Además su presentación era preciosa, porque el cumple era temático de Frozen (como cualquier niña del mundo obsesionada con esta peli, la primera mi hija Paola) y decoró las mousses como si fueran Olafs derretidos (el muñeco de nieve de la peli). A ver si Marta se anima y nos sube la foto para que veáis lo chulísimas que le quedaron.

Los ingredientes son muy básicos y su preparación sólo requiere mezclar y nevera, no os podéis quejar…


 Ingredientes para unas seis mousses:

  • 4 yogures naturales (sin azúcar)
  • 4 limones (o más si os gusta más ácido o menos si lo preferís más suave)
  • 1 bote pequeño de leche condensada (unos 370 gr.)
  • 2 hojas de gelatina neutra (también llamada cola de pescado)

 Preparación:

En un bol echamos los cuatro yogures y los mezclamos. Añadimos la leche condensada y mezclamos con una cuchara.

mousse1

Lavamos uno o dos de los limones y rallamos la piel, con cuidado de no llegar a la parte blanca porque amargaría.

Añadimos la ralladura a nuestra mezcla.

Exprimimos los tres limones y lo añadimos  el zumo. Mezclamos.

mousse2

En este momento probamos nuestra mousse para saber si lo queremos más  ácido y añadimos el cuarto limón o así nos gusta.

Cuando ya tengamos la acidez que deseamos vamos a añadir la gelatina para darle más cuerpo a la mousse.

Esta parte es totalmente opcional. Mi hermana no lo hacía y eran unas mousses deliciosas, pero la textura era la de un yogur normal.

De hecho si no le vais a añadir la gelatina esperar a comerla  al día siguiente porque el mismo día es muy líquida. Tras una noche en la nevera, se asienta y es un poco más espesa.

Si habéis decidido añadir la gelatina seguimos:

Preparamos un bol más grande con agua fría y otro más pequeño con agua muy caliente, pero muy poca agua, con dos cucharadas soperas servirá.

En un bol con agua fría ponemos a remojar dos hojas de gelatina neutra. En unos cuatro minutos (no lo dejéis más porque se puede deshacer) la cogemos y escurrimos (en la foto creo que se aprecia bastante bien la textura que va a tener, escurridiza).

mousse3

Echamos nuestra gelatina escurrida en el bol con agua caliente y damos vueltas con una cuchara hasta su total disolución.

Esta mezcla la añadimos a nuestra mousse y mezclamos hasta que se mezcle por completo.

mousse4

Echamos la mousse en cuencos, vasos, tazas o donde la queramos presentar. Yo he optado por unas tazas de un juego de café que nunca uso y que me parecían la medida perfecta para postre.

mousse5

He llenado unas más que otras de forma consciente porque las niñas toman menos cantidad que mi señor marido (muakis amoooor).

Al frigo y las dejamos allí toda la noche.

Al día siguiente estarán de vicio, con una textura un poco más espesa que un yogur griego!!!

mousse6

No os podréis quejar que es super facilito!!! Mil besos


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,
Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado Febrero 7, 2015 por Isabel Sierra in category "Cocinando", "sin gluten

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.