agosto 12

Panna cotta de chocolate blanco

Hola a todooos!

Ya estoy otra vez por aquí con una receta rica, rica.

El otro día nos invitaron a cenar una parrillada en casa de unos amigos  y yo me encargaba del postre. Quería llevar algo que no fuera muy pesado y que fuera fresquito. Mi primer pensamiento fue para la tarta de yogurt, pero como ya se la había hecho en varias ocasiones decidí intentar algo diferente.

Encontré algo que me gustó y no me parecía muy difícil de realizar: panna cotta.

panna5

 

Es como una especie de flan de nata al que le puedes añadir el sabor que más te cuadre o te apetezca en el momento. Y como ya sabéis somos bastante chocolate-adictos, y me decanté por hacerla de chocolate blanco.

Era la primera vez que la hacía y quedamos bastante contentos con el resultado. Hubo dificultades para desmoldarla, más bien miedo puro y duro, pero al final se desmoldó perfectamente.

Aunque si he de ser sincera, creo que la próxima vez la haré en moldes individuales de esos de yogurt de cristal.

Pues vamos allá con la receta:


Ingredientes:

  • 5 hojas de gelatina
  • 400gr de nata de montar
  • 100gr de leche
  • 50gr de azúcar
  • 100gr de chocolate blanco de repostería

Preparación:

Ponemos en remojo en agua fría las hojas de la gelatina.

panna1

Ponemos en un cazo ponemos la nata con la leche a fuego medio (un seis sobre nueve).

Cuando la leche más la nata estén calientes, echamos el azúcar y movemos hasta que se disuelva.

panna2

Añadimos el chocolate blanco, partido en trocitos. Removemos hasta su total integración.

panna3

Apartamos del fuego. A la mezcla aún caliente añadimos las hojas de gelatina, previamente bien escurridas. Mezclamos hasta que se disuelva la gelatina.

Ya tenemos preparada la mezcla de nuestra panna cotta.

Cogemos un molde (preferiblemente de silicona para desmoldar mejor) o varios pequeñitos y los engrasamos con margarina. Vertemos la mezcla.

panna4

Hay que dejarla enfriar y cuando esté fría la metemos en el frigorífico.

Tenéis que esperar un mínimo de 6-8 horas. Lo ideal es que lo preparéis la noche anterior.

Cuando vayáis a servirla la desmoldáis con cuidado. Si se os resiste el truco es poner a hervir un poco de agua (de altura de unos tres o cuatro dedos) en una cazuela ancha (suficiente para meter el molde)  y cuando esté muy caliente metéis el molde (tener cuidado de que no entre agua en el molde). Lo dejáis un par de minutos y ya se desmoldará con más facilidad.

panna6

Ya tenéis preparado vuestro espectacular postre!!! Yo lo decoré con hilos de chocolate con leche por encima. Estaba para chuparse los dedos, gustó a grandes y pequeños.

Hasta la próxima, besotes!


Etiquetas: , , , , , , , , , ,
Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado agosto 12, 2015 por Isabel Sierra in category "Cocinando", "sin gluten

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.